jueves, 26 de julio de 2012

Las tijeras del presidente

De entre las pocas cosas que Rodriguez Zapatero hizo bien sin duda está la Ley de Dependencia. Eso sí, una vez aprobada la ley Rodriguez Zapatero falló en lo principal que fue no dotarla de un presupuesto suficiente. Pero la ley ahí estaba y venía a completar nuestro Estado de bienestar.

Ahora el Gobierno de Rajoy la ha mandado directamente a la "mierda". El tijeretazo a la ley de Dependencia es solo un ejemplo de las políticas que el Gobierno ha puesto en marcha en su plan de ahorrar. Yo no dudo de las buenas intenciones del presidente Rajoy. No creo que sea un sádico que disfruta subiendo el IVA, recortando prestaciones sociales, quitando la paga extraordinaria de Navidad a los funcionarios, etc. Lo que sí creo es que el presidente ha elegido un camino pudiendo haber elegido otro. No hay una sola política ni una sola receta para salir de la crisis. La prueba es que en Estados Unidos el presidente Obama puso en marcha medidas diferentes de las que en la Unión Europea la señora Merkel y compañía se han empeñado en imponernos.

Incluso dentro de la UE el nuevo presidente de Francia, François Hollande tiene un programa diferente al de Merkel para abordar la crisis, programa que esta poniendo en marcha y que tiene como principal objetivo no desmantelar el Estado del bienestar.

Además, desde que estalló la crisis hemos escuchado a distintos economistas, premios Nóbel incluidos, dar recetas de lo más variadas para afrontar la crisis. pero Mariano Rajoy ha decidido seguir los dictados de Merkel y no se sale del guión escrito por la canciler de Alemania y que hasta ahora lo único que ha provocado es más para, más recesión, menos derechos y más crisis. O sea que es una política que no está sirviendo de nada, sino que está empeorando la situación, y si no que se lo pregunten a los griegos y a los portugueses.

Tengo la impresión de que nuestro presidente no tiene la capacidad de liderazgo suficiente para plantar cara a Merkel y decirle que hasta aquí hemos llegado. Más o menos es lo que ha hecho Hollande que con sus modales sobrios y sin alzar la voz le ha dejado claro a Alemania que en Francia la política la hace él.

La política de las tijeras no es la más adecuada para combatir la crisis. Ojo, no digo que no haya que ahorrar y gastar mejor, digo que hay que saber de dónde se ahorra y sobre todo que la consecuencia del ahorro no puede ser el desmantelamiento del Estado del bienestar.

Ya digo que doy por descontadas las buenas intenciones de Mariano Rajoy pero lo que no doy por buena es la política de las tijeras ni el seguidismo a Alemania. Seguramente Rajoy es un político que en una situación de normalidad habría gobernado sin sobresaltarnos, pero sinceramente dudo de que sea el hombre para esta situación precisamente por esa falta de "liderazgo".

O Mariano Rajoy se sienta a hablar con oposición y sindicatos y pacta un programa para agrotar juntos la crisis, pero un programa que no se base solo en austeridad, o cada día le será más dificil gobernar. En una situación como esta no basta tener mayoría absoluta sino cuenta con el apoyo de los demás. Si se empeña en no contar con nadie se está equivocando y se equivocará. Lo malo es que su equivocación la estamos pagando y la pagaremos los ciudadanos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada